Esta tarde queremos presentaros, si aún no la conocéis, la súper necesaria e importante iniciativa de teta&teta y su sujetador “Lola” para mujeres con un solo pecho.

Esta prenda en principio fue diseñada para mujeres que se vieron sometidas a una mastectomía tras un cáncer de mama. teta&teta nace en 2013 como un espacio de coworking y que, poco a poco, tras varios años, se ha transformado en una marca social de productos e iniciativas sociales para desexualizar la teta y darle la visión que se merece al cáncer de mama. Es decir, han creado productos e iniciativas para reivindicar libertad femenina e igualdad. Estas son algunas de sus iniciativas:

En 2017: crearon Breastfeeding Welcome Here para normalizar la lactancia en público, quizá te sorprenda saber que no lo está.

En 2018 lanzaron “A las olvidadas, una iniciativa de recogida de libros dedicados por la gente al rescate de las reclusas. Reflexión y empatía para visibilizar a un colectivo de mujeres atrapado en un sistema penitenciario diseñado para el hombre.

Después de estas iniciativas y con relación al cáncer de mama, no quisieron dejar este tema de lado y más con un nombre como teta&teta.

Sacando pecho y con la cabeza arriba

teta&teta

Los datos de la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (Secpre) reflejan que, de las 16.000 mastectomías que se hacen al año en nuestro país, solo 4.800 mujeres se reconstruyen el pecho y, de ellas, 1.920 de forma inmediata; de ahí, “la importancia de un sujetador ‘uniteta’”, afirma María Rufilanchas.

No es fácil hacer un sujetador perfecto para un tema tan personal y variado como es el cáncer de mama. Por eso, Teta&Teta ha desafiado a grandes marcas para que lancen sus propias versiones y puedan perfeccionarlo. De esta forma, el  precio se reduce y este producto tan necesario pasa a ser más accesible.

Este grito ha dado la vuelta al mundo. Por el momento, Oysho, Intimissimi, C&A, Mango y la cadena Carrefour han aceptado, uniéndose a esta comunidad que reivindica la libertad femenina y pueda ayudar a hacer un futuro más inclusivo dentro de la moda. Y por si fuera poco, desde su plataforma facilitan toda la información. Las marcas pueden acceder a su web y poder descargarse los modelos gratuitamente, para que puedan diseñarlos más fácilmente, ya sea el básico o de encaje.

El nacimiento de Lola

Un día, Idoia, creadora del blog TOCATE LAS TETAS, se acababa de someter a una operación de pecho derivada de un cáncer de mama. Después de la mastectomía se dio cuenta que los sujetadores «normales» le era imposible ponérselos y que encontrar uno con una sola copa, era más difícil de lo que pensaba. Echándole dos ovarios, se puso en contacto con Teta&Teta en busca de ayuda. Esta asociación feminista, ante la demanda y los resultados de las mujeres que sufrían este problema, decidieron inventarse a “Lola”.

Contaron con la ayuda de Aniela Parys, una empresa de lencería slow y de la mano de Maria Rufilanchas, (creadora de Teta & Teta). Estas tres mujeres se pusieron manos a la obra con el proyecto.

«Siempre estoy buscando mujeres que se presten a contarme su historia para poder compartirla en Teta & Teta, pero me cuesta encontrar. Como Idoia no hay muchas mujeres, al menos no se nos han cruzado en el camino o no han contestado a nuestros mensajes».

El sujetador Lola se comenzó a comercializar el pasado martes 6 de octubre en colaboración con la artista y diseñadora Aniela Parys. El vídeo publicado en la cuenta de Instagram de teta & teta (@tetayteta) lleva más de 218.000 reproducciones desde que se lanzó. En él, hacen un llamamiento a las grandes marcas para que empiecen a comercializar sujetadores como Lola con el hashtag #mássujetadorescomolola.

El poder de las redes

«En todo este proceso, las redes sociales han sido fundamentales, tanto para dar a conocer el proyecto como para entrar en contacto con compañeras de toda España. La red se hizo cada vez más grande», explica Idoia, que organizó el primer encuentro nacional para mujeres con cáncer de mama. Se tendría que haber celebrado en Barcelona en marzo y se habían apuntado más de 70 mujeres, pero el coronavirus lo anuló.

Cada vez son más las empresas que se suman a este reto y en las cuales han hecho impulsar esta necesidad, como ha sido @C&A @intimiisimi y @womansecret. También cuentan con el patrocinio de La Mari Chambao y 726 personas directas- Este sujetador rompe tabúes, igual que nuestras compañeras, y sirve del altavoz para anunciar que la feminidad no se extirpa en un quirófano. Esto abre un gran debate y reivindica la libertad de no querer ponerse implantes tras una mastectomía y querer así normalizar sus cuerpos.

Una vez más, esto es un gran ejemplo de que los medios digitales son una fuerte herramienta para llegar a todas y que, entre todas nosotras, podamos normalizar temas que hasta ahora estaban en la sombra.

HeadTeam no iba a ser menos y desde aquí hacemos un llamamiento a las empresas que queden por unirse al reto para que sigamos empujando a Lola y poder seguir caminando y sacando pecho junt@s. Ayuda a dar a conocer esta iniciativa, métete en las redes de Teta&Teta, compártelo en el chat de tus amigas o grítalo por el balcón.

Ángela,