Fresh start

Tenemos novedades en el mundillo de la identidad visual. Ya se venía anunciando desde hace unas semanas y finalmente el 9 de septiembre Volkswagen ha presentado su nueva imagen al mundo.

Un rediseño integral, con nueva plataforma de marca y una nueva identidad visual.

Ha sido una apuesta hacia el futuro eléctrico que parece se está empezando a imponer en el mundo del automóvil y el transporte en general. También una forma de limpiar su imagen por los escándalos relacionados con la manipulación de los resultados de emisiones de sus vehículos. No hay mal que por bien no venga.

Cambios sutiles pero decisivos

El nueva diseño presenta un logo reducido a sus aspectos más esenciales, similar a su antiguo logo de 1967, pero con unas líneas más estilizadas, pensadas para funcionar mejor en las adaptaciones en soportes digitales. También, por primera vez, añaden un color más, para jugar con diferentes combinaciones con más libertad y, otra novedad más: añadirán la luz como un elemento clave de la marca, tanto en sus coches como en otros soportes.

Es un buen principio. Las  marcas de coches se pasaron a una imagen muy tridimensional y cargada de efectos desde los 90 hasta bien entrada la primera década de los 2000, y desde hace unos años empiezan a revertir estos cambios adaptándose a las nuevas tendencias.

Se podría temer que por los nuevos estilos más minimalistas las marcas tiendan a la estandarización, y Volkswagen pierda identidad en un mar de logos similares, pero el nuevo uso de la luz, y sus modernas formas animadas, acompañadas de una fotografía de tonos cálidos en contraste con los azules y blancos de la marca, no apunta a esa dirección. Más bien parece el principio de un proyecto a largo plazo.

Más humano, más cercano

Según palabras de su director de marketing, la intención de esta nueva imagen no es mostrar un mundo publicitario perfecto, sino poder mostrar experiencias más humanas y adoptar una perspectiva más cercana al cliente.

En general nos encontramos ante un trabajo contenido, que no pretende ser revolucionario, pero que por sus implementaciones, y sobre todo por el novedoso uso de la luz promete ser un proyecto potente y al que seguir de cerca durante los próximos años.

Y tú, ¿quieres darle una nueva imagen a tu empresa?

Fernando Medina.